¿Estás aburrido del diseño de Windows 10? No te juzgamos. Desde que salió este sistema operativo en 2015 los cambios visuales han sido realmente pocos. Por eso, hoy te vamos a explicar cómo personalizar Windows 10 al máximo.

Además, si te quedas hasta el final, te vamos a dar una sorpresita muy grata, con la cual podrás dar una interfaz de Windows 7, Windows 8 o Windows 11 en Windows 10 sin actualizar, y sin afectar demasiado el rendimiento ¡Vamos allá!

Cómo personalizar Windows 10 paso a paso

Actualmente para personalizar el escritorio en Windows 10 contamos con muchas opciones, y podemos ir modificando poco a poco diferentes áreas. Por esta razón, os vamos primero que nada, a dejaros paso a paso, desde diferentes áreas:

Un fondo con movimiento

No os vamos a mentir. Es bastante aburrido tener solo un fondo fijo con una imagen. ¿A quién no le gustaría tener un vídeo familiar? ¿O un vídeo de tu personaje favorito de anime o cómics? Pues, puedes hacerlo. ¿Cómo? Fácil.

Tendrás que bajarte Push Video Wallpaper. Es un programa gratuito. Lo puedes descargar desde este enlace.

Una vez descargado, e instalado, lo demás es un chiste. La interfaz es de lo más simple. Clicamos en el símbolo de adición, y añadimos el vídeo que deseamos reproducir en el fondo. Lo ideal es que sea un vídeo corto, para no consumir más recursos de los que debemos.

Importante: Este es una de las personalizaciones de Windows 10 más pesadas, por lo cual solo la recomendamos si tienes suficientes recursos en el ordenador.

Cambiar el icono del cursor

Quizás uno de los cambios más sencillos, pero placenteros a la hora de personalizar Windows 10, y es que llevamos con el mismo cursor desde Windows 1.0. Es decir, estamos hablando de casi 40 años sin una actualización. Prácticamente ya hasta nuestros padres, si usan ordenador, están aburridos de ver este triste cursor antiguo.

Y pues nada, toca hacer cambios.

Ahora bien, para esto, tenemos dos opciones. O nos cambiamos el cursor de plano, para todo el ordenador, o solo para el navegador. Para la primera opción, tienes que descargarte Custom Cursor. Es gratis, y es una extensión para Google Chrome. Lo demás es simple, puedes elegir el cursor que quieras.

De lo contrario, la tarea es diferente, y existen dos métodos:

Si el cursor es autoinstalable

Existen cursores auto-instalables que son súper sencillos. Lo único que debes hacer, es abrir la carpeta del puntero, buscar el archivo install.inf, dar clic derecho y seleccionar Install.

Como último paso, vamos a Panel de Control / Mouse y elegimos el cursor instalado.

Si el cursor no es autoinstalable

En este caso, habrá que crear una nueva personalización desde Panel de Control / Mouse, e ir cargando los iconos a diferentes situaciones, como por ejemplo, si el cursor toca una URL, si se posa sobre el texto, si está en reposo, si está cargando, etc.

¿Dónde descargar cursores?

Realmente no hay muchas páginas de dónde bajar cursores. Sin embargo, puedes googlear buscando “pack de cursores”, y seguro que tendrás muchos resultados útiles. Igualmente, os dejamos algunas webs:

Cambiar a un reproductor con estilo

Windows Media Player no es nada estético. Sí, es verdad que ha mejorado su estética en los últimos años, pero es más de lo mismo, así que ¿Por qué no tener un reproductor mucho más bonito que adorne nuestro escritorio?

Existen varias opciones, pero nosotros usaremos AIMP, un reproductor precioso, potente, con una interfaz altamente configurable, y más importante: con una interfaz muy personalizable.

Lo primero, será descargar AIMP desde la web oficial. Nuevamente, es gratis.

Una vez descargado e instalado, solo vamos a cambiar el estilo instalando una skin desde el repositorio de skins de AIMP. Ojo con elegir la skin adecuada al sistema operativo y a la versión del programa.

Modificar barra de tareas

Windows 10 desde su configuración nos permite modificar ciertos aspectos de la barra de tareas, como por ejemplo, la posición, animaciones o transparencia, pero poco más.

Y pues, ya si quieres algo más específico, como una barra de tareas con íconos personalizados, un nuevo botón de inicio, o unos iconos centrados como en el controversial Windows 11, te toca apostar por software adicional, a menos que sepas echarle mano al código.

No te preocupes. Existe una herramienta que te va a cambiar el mundo y te lo pondrá de cabeza. Esa herramienta es TaskbarX, y sí, es gratis. Inclusive está disponible en Microsoft Store, y es completamente segura.

Puedes descargar la aplicación desde este enlace, y una vez descargada e instalada, solo es cuestión de ir modificando a tu gusto. La interfaz es muy simple, y no es necesario explicarla demasiado, así que no lo haremos.

Cambiar de look Windows 10 a Windows 11

¿Es solo a mí, o es que acaso Windows 11 tiene una pinta muy bonita? Y es que sí, es verdad que incluye cambios estéticos interesantes, pero para saltarse al 11 antes de que siquiera se termine la beta. Inclusive, una vez lanzada, lo ideal es irse con ojo, porque ya sabemos que Microsoft tiene la maña de clavarnos software que termina teniendo bugs, o problemas, que si bien son parchados en versiones posteriores, para los que instalan de buenas a primeras la última versión del sistema operativo terminan palmando.

Así que, ¿Por qué no personalizar Windows 10 para hacerlo parecer a Windows 11? Pues, veamos entonces cómo hacerlo. Es bastante simple. Necesitaremos unas pocas cositas:

1. Instalar Pack de Devianart

Este pack incluye todo lo básico para tener el aspecto total de Windows 11. Lo que haremos será descargar esta carpeta desde este enlace, descomprimimos, e instalamos todos los programas que incluye. No te preocupes, son seguros.

El proceso puede tomar hasta 10 minutos. Si tienes dudas, puedes ver este vídeo:

2. Instalar el Strat Menu

Ahora nos faltará un menú de acuerdo a Windows 11 y la barra de tareas. Para ello, podemos utilizar Strat Menu desde este enlace. Después de descargar, e instalar, toca configurar.

Cambiar de look Windows 10 a Windows 7

Por último, si eres un fanático de Windows 7 como más del 50% de la población, puedes personalizar Windows 10 para hacerlo lucir como Windows 7. El punto más importante es Classic Shell, el cual nos permitirá cambiar el aspecto aero de nuestro ordenador, modificar el icono de inicio y menú inicio rápidamente.

Lo demás, sería un fondo de pantalla adecuado, deshabilitar Cortana, cambiar el color, y ya está. Tendrás una interfaz sencilla, sin grandes cambios, pero con un aspecto similar a Windows 7, y lo mejor: gratis.

¿Personalizar el sistema operativo puede bajar el rendimiento del sistema?

No hay una respuesta específica. Depende de qué tantos recursos tengas en tu ordenador. Obviamente, si todavía usas Intel Inside o AMD Sempron con pocos núcleos, o con una potencia de cómputo baja, acompañada de poquísima RAM no te lo recomendamos.

Sin embargo, si tienes al menos 8 GB de RAM, y un procesador mínimamente decente no tendrías porqué sufrir problemas de rendimiento con la mayoría de cambios. Igualmente, siempre que pienses en personalizar Windows 10, puedes probar a realizar una copia de seguridad.

En caso de que algo no salga bien, simplemente restauras el sistema, y ya está. No pierdes documentos, ni nada importante ;).

Deja una respuesta