Está claro que Windows 10 es un sistema operativo amado por muchos y odiado por otros. El punto acá, es que pese a que tiene sus muchos inconvenientes y errores, también existen muchos trucos de Windows 10 que no todos conocen, y es una pena, porque realmente son fantásticos.

Algunos de estos trucos también funcionan en Windows 7 o Windows 8.1, mientras que otros no. Así que, sin más, y sin tanta cháchara, veamos estos trucazos, que debes conocer, y poner en uso ¡Porque están geniales!

10 Trucos de Windows 10 fantásticos

#1 Cerrar pestaña de navegación

Este no es ni de cerca un truco “nuevo”, pero sí que es muy útil, porque no mentáis ¿A cuántos no les ha dado un mini-infarto cuando estáis viendo algo en el ordenador, y aparece alguien?

Sí, puede tratarse de ese regalo sorpresa que estamos haciendo, de algo que nos avergüenza, o de “manualidades”. En fin, sea como sea, para todo eso existe una solución:

CTRL + W si estás en Chrome, o ALT + F4 si estás en Firefox.

Lo que hacen estos comandos es cerrar la pestaña que está abierta rápidamente.

# 2 Controlar las ventanas de Windows

Generalmente, además de las pestañas del navegador, siempre es importante controlar en su totalidad las ventanas. Uno de los trucos de Windows 10 que nos mola muchísimo, es este.

Y es un poco trampa, porque prácticamente son dos trucos en uno. Primero que nada, si estás cansado de andar viajando entre ventanas de Windows, porque sueles abrir muchos programas, y estos programas tienen varias pestañas (algo súper común en navegadores) lo que tienes que hacer es presionar ALT + TAB hasta encontrar la que buscas.

Además, si presionas Windows + M vas a minimizar absolutamente todas las ventanas abiertas, y te vas a ir de plano al escritorio. Ideal también para cuando estás trabajando en algo, y no quieres que nadie lo vea.

Eso sí, a ver cómo explicas que estabas viendo el bonito fondo de pantalla de tu ordenador.

#3 Emojis para todo

En Android, a la hora de colocar emojis en los comentarios de una web, o para escribir a nuestros amigos generalmente frecuentamos el irnos al navegador, buscar el emoji en cuestión, y copiar y pegar. Mucho rollo, si me lo preguntas.

Por esta razón, existían dos tipos de personas. Las que de plano simplemente no usaban emojis, porque les daba flojera (que los “XD” y “:v” no cuentan ¿Eh?), y los que tenían alguno por ahí copiado para usarlo todo el día.

Pero, por si no lo sabías, Windows 10 permite colocar emojis como de si un teclado en pantalla se tratara. Para activarlo, nos vamos a una barra de texto. Puede ser Word, WhatsApp Web, el propio Google, o lo que os parezca. Luego, solo damos clic en “Windows + .”.

Con esto, aparecerá en pantalla un teclado de solo emojis, el cual podemos usar para poner todos los emojis que queremos.

#4 Abrir el historial de Windows

La mayoría de usuarios de Windows estamos tan acostumbrados a la interfaz de Windows 7, que a la hora de dirigirnos a un documento que abrimos previamente, nos vamos a buscarlo hasta la recóndita carpeta donde se encuentra.

O en su defecto, lo dejamos en el escritorio.

Ambas opciones están muy mal. La primera, porque nos hace perder mucho tiempo, considerando la ubicación del documento. Más si no sabemos con certeza dónde está exactamente.

La segunda, porque cada vez que añadimos más elementos al escritorio, estamos ralentizando el arranque de nuestro ordenador, y dando mayor peso al consumo del ordenador.

¿Entonces? Sencillo. Windows + TAB, y se nos abrirá el historial de aplicaciones y documentos que hemos abierto. Así podemos acceder más rápido a documentos, multimedia y aplicaciones.

Y además, podemos crear un nuevo escritorio, para tener múltiples escritorios que vayamos usando. Eso sí, recomendado tener un ordenador que valga la pena, porque vas a consumir más recursos.

#5 Historial del portapapeles

A todos nos ha pasado que copiamos algo importante, y luego lo perdemos. Por suerte, Windows lleva un registro de todo el texto copiado. Para acceder a este, ingresa a Windows + V, y podrás ver todo lo que has copiado.

#6 Concéntrate

¿Eres de los que usa el ordenador para trabajar? Probablemente, entonces te interese fomentar la concentración. Y es que, una de las cosas que más nos resta tiempo, es andar pendiente de las notificaciones… Nos distraen, y son muy jugosas. Animándonos a entrar a esa web, a esa aplicación, o a ese juego que nos gusta tanto.

Para evitar esto, desde la Configuración de Windows / Sistema / Asistente de Concentración, puedes configurar para desactivar de plano las notificaciones, elegir qué aplicaciones tienen notificaciones, o gestionarlas mejor.

Esto va a aumentar tu productividad por mil, ya lo verás.

#7 ¡Concéntrate más!

Ya dejamos en claro que la concentración es importante cuando le damos uso productivo al ordenador. Y realmente hay pocas cosas que sean más frustrantes que estar con un montón de ventanas. Y claro, el truco que os dimos antes es buenísimo, pero este es un poco más práctico.

Lo que haremos es tomar una pestaña y zarandearla un poco. Con esto, vamos a minimizar todas las demás pestañas, y dejaremos una sola abierta ¿Genial, verdad?

#8 División de pantalla

Cuando trabajamos con un editor de texto, siempre es genial tener una parte de la pantalla para una tarea, y otra parte para otra. Inclusive, si eres de los que está viendo un vídeo mientras revisa las noticias, este es uno de los mejores trucos de Windows 10.

Y es que no necesitas calcular la mitad de la pantalla. Basta con dar clic a Windows + Izquierda / Derecha. La ventana se ajustará al punto seleccionado con una porción exacta de la pantalla.

#9 Compartir la conexión del ordenador con el móvil

Algo que puede pasar, es que se nos estropee el router, o que la calidad del wifi sea tan mala que nos haga querer arrancarnos la cabeza.

Existe un trucazo, que puedes utilizar, y que es muy interesante, que es compartir la conexión del ordenador con el móvil.

Quizás te interese: Cómo saber si te roban wifi.

#10 Abre múltiples instancias de una aplicación

Algo que se suele usar en Windows, es abrir múltiples instancias de una aplicación. Pasa con Chrome, con la calculadora, y muchas otras aplicaciones. Y claro, la opción de siempre es dar clic derecho, abrir nueva pestaña.

Pero, esto toma más tiempo que simplemente dar clic mientras pulsas MAYUS. Un truco indispensable para gestionar mejor la creación de instancias en el navegador, y también en el gestor de archivos.

Deja una respuesta